Visitar y dormir en la Muralla Roja

Índice

El pasado noviembre nos hospedamos en La Muralla Roja en la Urbanización de la Manzanera, un edificio colorido y muy escultórico creado por Ricardo Bofill en Calpe, Alicante. Se trata de un edificio privado, no es un hotel, pero al igual que nosotros tú también puedes dormir aquí y visitarlo. 

¿Qué es la Muralla Roja?

Esta obra arquitectónica se construyó en 1973 y no deja a nadie indiferente. Tiene una apariencia de fortaleza gigante donde destacan sus colores, sus formas geométricas y sus escaleras. Cuenta con volúmenes salientes y enormes pintados de rojo, azul cielo, rosa y lila pastel; que hacen que el conjunto destaque aún más sobre el entorno. 

La Muralla Roja es en sí una escultura abstracta gigante que guarda en su interior 50 apartamentos, ocultos en su peculiar laberinto: escaleras que suben, otras que bajan y patios escondidos a diferentes alturas son el encanto de este edificio. Quien visite este lugar debe estar preparado para perderse y dejarse envolver por unos muros de colores que poco a poco le descubrirán el camino. 

La joya de la corona es su azotea, pero no todas sus escaleras llegan hasta arriba, lo ideal es descubrir qué color te acompaña progresivamente hasta allí arriba. Nosotros no te vamos a desvelar cuál es el camino hasta la terraza más alta del edificio, ¡dejamos que la propia arquitectura te sorprenda! 🙂

Sin duda, llegar hasta arriba no defrauda, se presenta un patio en las alturas diáfano con vistas 360º: el mar, la montaña, la urbanización y un maravilloso encuadre al Penyal d’Ifach. Esta terraza cuenta con una piscina y unas duchas. Estamos convencidos de que estar allí con buen tiempo debe ser una gozada mientras se observa la puesta de sol en el horizonte. En otoño, el atardecer allí arriba nos pareció de lo más bonito.

Aunque sin duda el mar es el protagonista en todo momento, la estructura cuenta con numerosos volúmenes modelados en forma de marco o ventana hacia el mar. Incluyendo los propios balcones de los apartamentos. Donde nos alojamos nosotros, hay un modesto balcón que enmarca un pino y el mar a modo de postal mediterránea. Solo alguien con una sensibilidad especial puede lograr integrar el mar y su fuerza con un edificio semejante. 

Esta laberíntica y colorida fortaleza es un lugar tan pintoresco y diferente, que ha sido escenario de algunos rodajes comerciales y sesiones de fotos. También dicen que inspiró a los escenógrafos de la famosa serie de El juego del calamar de Netflix

Cómo te decíamos, esta singular construcción no es un hotel, sino una comunidad de vecinos que está un poco harta de que curiosos y turistas se cuelen a su recinto privado. Con los años han reforzado los accesos para conservar su intimidad y no verse invadidos por tanta gente con cámara en mano. Tanto es así que tienen los ascensores bloqueados. Aunque debo decir que nosotros no los hubiéramos usado en ningún momento, ya que se pierde parte de la experiencia subiendo y bajando.

Si quieres ampliar información acerca de este edificio te recomendamos que eches un vistazo a los siguientes enlaces:

Así que sí, se puede visitar y dormir en la Muralla Roja, pero siendo sumamente respetuosos con los vecinos. A estas alturas ya imaginarás cómo conseguimos hospedarnos aquí. 🙂 

Buscamos en Airbnb apartamentos dentro del recinto y aunque hay varios disponibles, no todos están en esta plataforma. Te dejamos un par de opciones:

Y, ¿qué hay de los alrededores de la Muralla Roja? En el próximo post compartiremos todo lo que visitamos por Alicante, pero aquí te avanzamos lo que está a dos pasos del edificio. Fuera de recinto, por la parte de atrás, donde se encuentra el parking, hay una escalera de piedra antigua con un cartel que indica “bar” (spoiler: no hay ningún bar), que desciende directo al mar. Aunque está todo muy dejado, recomendamos bajar ya que se pueden obtener fotos muy bonitas del Penyal d’Ifach.

WarmHomeLife MurallaRoja CMP3269 - Warm Home Life
Foto: Cris

¿Dónde está la muralla roja?

También, justo al lado de la fortaleza y de las escaleras que comentamos, está el edificio Xanadú. Es otra comunidad de vecinos construida también por Bofill en 1971. Este edificio se caracteriza por su color verde y cuenta con 18 apartamentos, no es tan espectacular como la Muralla Roja, pero si que tiene una estética diferente a lo convencional. Se trata de una arquitectura de apariencia pesada y dicen que se inspiró en la forma del Peñón de Ifach y un castillo. Este edificio se puede ver desde la calle y desde la azotea de la Muralla Roja y es, después de este último, el segundo edificio más fotografiado de Calpe.

En resumen, la Muralla Roja es un lugar pintoresco y atípico que no deja indiferente a nadie. Lo amas o lo odias… ¡A mí me cautivó desde la primera vez que vi una fotografía en la universidad!

Si tú también quieres visitarlo, te aconsejamos que te tomes tu tiempo y sin hacer ningún alboroto, disfrutes de cada rincón y cada panorámica. 🙂

En el siguiente post compartimos nuestra ruta por la costa de Alicante. ¡La costa Blanca!

Vista aérea del Muralla Roja desde el Mar

Echa un vistazo a estos posts

Etiquetas:
Comparte este post en redes
Facebook
Twitter
Pinterest

Suscríbete a nuestra Newsletter

Cada mes te enviamos un resumen de los posts publicados, descargables, sorteos, descuentos y mucho más!

Al suscribirte aceptas nuestra política de privacidad

Herramientas

Quién hay detrás de WHL

¡Hola somos Cris y Marc!

En este blog encontrarás un pequeño journal de actividades y detalles que nos inspiran y llenan nuestro día a día.

Siguenos en redes

Un correo mensual con lo último del blog, descargables, sorteos y mucho más

Únete a los más de 300 suscriptores

Podrás cancelar tu suscripción cuando quieras

Categorías

0 0 votos
Puntuación del Post
Suscríbete
Notificar
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios