UNA FALDA FACILÍSIMA

¡Esta semana ha llegado el frío! Casualmente ha venido acompañado del nuevo reto de la temporada de invierno de Ribes&Casals y Handbox. La excusa perfecta para seguir practicando costura. ¡He hecho esta falda con una tela de punto de canalé súper calentita! 

Este nuevo desafío de las chicas de Handbox consiste en hacer un proyecto para la temporada de inverno con una tela de Ribes&Casals. En el reto participamos varias diyers, la mayoría de ellas tienen un blog donde enseñan a hacer ropa chulísima. ¡Estoy deseando ver sus proyectos para seguir sus tutoriales y aprender! 

En breves Ribes&Casals presentará todas las propuestas en su perfil y se abrirán las votaciones populares (en forma de like). Los 3 proyectos más votados pasarán a la final y el jurado de la marca elegirá el proyecto ganador que premiará con un vale de 100€. 

A continuación, muestro mi propuesta. ¡Es una faldita muy sencilla y facilísima de hacer! Para este proyecto escogí la tela directamente de la tienda online de Ribes&Casals. Se trata de un punto de canalé de color gris, la mar de calentito.

Materiales: tela, goma, máquina de coser, hilo, cinta métrica, alfileres, hilo de embastar, marcador de tela, tijeras, lápiz, papel kraft. 

1. Para sacar el patrón de la falda, he utilizado otra parecida de mi talla. Para ello la he doblado por la mitad y he reseguido la silueta sobre el papel kraft. Después he dejado un margen de costura de 2 cm por todo el perímetro. 

2. Después de marcar el patrón sobre la tela con el marcador, he cortado dos partes iguales de tela, en el sentido del canalé. No estoy segura que esto sea del todo correcto, pero yo quería que la falda tuviera el canalé en sentido vertical.

3. Antes de coser las costuras laterales a máquina, hilvané todo para asegurarme de que la falda me quedaba ajustada. Una vez confirmado, cosí ambos laterales y dejé una apertura pronunciada en uno de ellos.

4. La cintura es para mí, la parte más complicada de la falda. Después de presentar la goma a la medida, la cosí tal cual a máquina sin hacer un dobladillo de tela para cubrirla. Al ser una tela tan sumamente gruesa, me di cuenta que al hacerla doble, abultaba demasiado en la cintura. Así que decidí no ocultarla ya que, como la goma queda en la parte interior, no se ve.

5. Para acabar, una última comprobación del largo de la falda (al gusto). Seguidamente, hice el dobladillo inferior y ¡lista!

La verdad es que es un patrón muy fácil y sencillo de coser. Pero como soy una aprendiz, confieso que aún tengo que entallar un poco más la parte de la cintura. Me ha quedado un pelín ancha y también quiero aprender a poner correctamente la goma de dicha cintura. ¡Espero no demorarlo mucho! 🙂

¡Me encantan los proyectos que me obligan a salir de mi zona de confort y aprender técnicas nuevas!

¡Hasta pronto!