ME INICIO EN EL BORDADO

El bordado siempre ha sido algo que me ha llamado mucho la atención. A mi madre le encanta y hace unas labores fabulosas que a mí me gusta llamar “Pintura al hilo”. Esta técnica ha sido durante mucho tiempo una de mis asignaturas pendientes. En febrero las chicas de Handbox me retaron a salir de mi zona de confort, enviándome todo lo necesario para que me pusiera manos a la obra. Hoy muestro lo que me ha enseñado mi madre, los progresos que he hecho y l@s artistas que he descubierto que más me han inspirado.

Para mí, el bordado es un arte decorativo textil que tiene infinidad de estilos y posibilidades. Es una técnica muy laboriosa y minuciosa que requiere concentración y favorece la relajación. Era un tipo de artesanía que se enseñaba en la escuela de niñas, como fue el caso de mi madre. Ella aún conserva el muestrario de puntadas que hizo en el colegio. Esta tradición originalmente femenina, se ha popularizado (mujeres y hombres) para decorar prendas de vestir, ropa de hogar e inclusive, decorar paredes a modo de cuadro con el bastidor de la labor.

Hay piezas tan variadas que pueden ir, desde los bordados de estilo mejicano, pasando por técnicas combinadas con el collage fotográfico hasta las piezas más exclusivas con pedrería. 

Me ha encantado descubrir la obra de artistas visuales del bordado como: Jenny HartDaniel Kornrumpf, Ana Teresa Barboza, Jose Romussi, Nike Schroeder, Maricor Maricar, Diane Meyer y Inge Jacobsen.

Existen muchos tipos de puntadas y confieso que al principio me agobie un poco. Aprender a bordar es como todo, mejor dividir el aprendizaje por fases y focalizarse en el proceso de cada una de ellas. Por supuesto, la única clave es la practica y la repetición. 

En marzo publicamos el cambio radical de nuestro dormitorio y entre la decoración de la pared, se encuentra una de las primeras piezas bordadas que hice durante mi aprendizaje. Para llegar a este resultado, tuve que practicar bastante, pero una vez coges el ritmo es muy sencillo. Más adelante puedes ver el paso a paso del bordado botánico.

Uno de mis muestrarios de puntadas.

TIPOS DE PUNTADAS

Antes de empezar a bordar cualquier dibujo, es necesario realizar un pequeño muestrario propio de puntadas. De esta manera uno se familiariza con cada técnica y practica antes de empezar.

I – Punto básico, punto corrido, de bastilla o running stitch: es una línea discontinua y es la puntada más básica y sencilla.
II – Punto hacia atrás, pespunte o backstitch: es una línea continúa y nítida haciendo puntadas hacia atrás. 
III – Punto de tallo o stem stich: mismo proceso que la puntada básica pero antes de tensar el hilo de la puntada, se introduce de nuevo la aguja desde atrás. Para hacerla salir cerca de la anterior puntada (como el punto hacia atrás).
IV – Punto de cadeneta o chain stitch: es parecido a la puntada básica pero antes de acabar de sacar la aguja hacia afuera, se pasa el hilo por debajo de la punta de la aguja por el lado izquierdo. Sirve para contornear o rellenar.
V – Punto dividido, punto rajado o split stitch: para esta puntada se necesita doble hilo anudado al final. Es muy parecido al punto hacia atrás, pero la aguja entra desde atrás cerca de la última puntada y entremedio de los dos hilos.
VI – Nudo francés o french knot: cuando sale la aguja se dan tres vueltas de hilo a la aguja y se continúa cosiendo justo al lado, por donde ha salido la misma. La distancia entre cada nudo puede ser uniforme o no.
VII – Punto de cruz es uno de los puntos más populares. Es una puntada cruzada que requiere ir contando. Se basa en un diseño cuadriculado sobre papel para no perderse, a lo pixel art.
VIII- Punto festón: sirve para rematar borde de tela. 
IX – Otros puntos: rajado (líneas robustas y sólidas), punto pasado o satén relleno (puntadas paralelas para rellenar) y punto pasado alternando (rellenos más grandes).
X – Zurcido decorativo

Encontré un par de vídeos de YouTube dónde se muestra muy bien cómo bordar 12 puntos distintos muy resultones. Puedes verlos aquí: tutorial 1 y turorial 2.

La verdad es que la lista de tipos de puntadas es interminable. En este aspecto, no puedo dejar de mencionar la cultura japonesa, una de las que más me inspira para infinidad de artesanías. El arte boro japonés está formado por un tipo de puntadas llamadas sashiko que consiste en coser telas teñidas de color índigo

LOS MATERIALES

Como siempre un buen material es indispensable para obtener buenos resultados, y las chicas de Handbox me enviaron:
Bastidor: se puede bordar sin él, pero he comprobado que facilita mucho el proceso. Yo me he comprado este pack con 5 tamaños distintos.
Aguja: el tipo de aguja lo marca el tejido a bordar y el grosor del hilo a usar.
Madeja de hilo mouliné: numerosa variedad de colores en algodón, seda, rayón, etc.
Tela: sirve cualquier tipo, aunque resulta más fácil una que tenga una trama visible. La tela aida y la etamina sirven para hacer punto de cruz. La tela soluble y el cañamazo se pueden superponer a la tela para facilitar el bordado, después se retira fácilmente. 
Tijeras: bien afiladas para no dañar el corte de los hilos.
Lápiz para tela, papel de calca textil y/o patrón: para poder marcar el diseño antes de empezar.
Agujas mágicas: más adelante muestro un ejemplo del tipo de puntada. Yo me compré este kit muy completo.

Bastidor con hoja bordada a modo de cuadro decorativo.

Mi principal fuente de inspiración es la naturaleza y tenía clarísimo que quería bordar unas hojitas para la galería de nuestro dormitorio de campo. Para este primer proyecto conté con la mejor de las ayudas: mi madre. Mano a mano fuimos componiendo poco a poco la pieza.

BORDADO BOTÁNICO: PASO A PASO

1. Escogimos una tela de lino grueso de color crudo y la tensamos bien sobre el bastidor.
2. Después dibujé a lápiz una ramita sencilla con 8 hojitas sobre la tela.

3. El hilo de mouliné se compone de 6 hebras, para bordar es demasiado grueso y lo deshicimos para quedarnos solo con 2. Para este diseño escogí el color verde nº 3347. No se recomienda que el hilo sea demasiado largo porque se va enredando y es muy agotador, así que una longitud de unos 40 cm es lo ideal.
4. Primero, bordamos todos los tallos con el punto de tallo (cordoncillo). 

5. A continuación, punteamos con el punto sencillo (de bastilla) el contorno de las hojas y la línea central.
6. Por último, bordamos con el punto pasado ambas mitades de cada hojita.

AGUJA MÁGICA 2.0

El kit de aguja mágica que compré viene acompañado por unas instrucciones súper detalladas. Con esta aguja se pueden conseguir dos acabados: una puntada sencilla y otra con mucho relieve. La sencilla se obtiene en el derecho de la tela del bordado. En cambio, la puntada en relieve (que son los bucles de la puntada sencilla) queda en el reverso de la prenda. Por esta razón, antes de empezar se debe decidir qué tipo de punta se desea para el diseño. En caso de una labor con el derecho con bucles, se debe de voltear el diseños para que no quede del revés.

1. En el kit vienen diferentes grosores de aguja. Primero se utiliza el enhebrador para pasar el hilo por el interior plástico: se pasa de la punta de la aguja hacia atrás, se pasa el hilo y se vuelve a estirar hacia adelante. y después hay que pasarlo por el orificio que tiene la punta de la aguja dejando un trocito sobrante (éste siempre irá hacia atrás). No hará falta cortar el hilo ya que se puede bordar directamente de la bobina.

2. Dado que para hacer la bolsita de tela quería el acabado en relieve hacia afuera, le di la vuelta a la misma para fijar el bastidor y hacer el dibujo del revés. 

3. Para bordar se debe de introducir la aguja completamente, extraerla de nuevo con cuidado y continuar con la siguiente puntada hacia la izquierda. Desde el contorno del diseño hacia el centro del mismo. En las instrucciones indica que, si se desea un relieve pequeño, se debe graduar la aguja más corta y viceversa para relieves con bucles grandes.

4. Una vez finalizado el diseño, se corta un trozo de hilo generoso y con una aguja normal se da una puntada para que quede pulido.

En caso de una puntada errada, descoser es igual de sencillo: se estira del hilo y todo el sobrante se vuelve a tensar el interior de la aguja para continuar. 

¡Esto es todo lo que he practicado hasta ahora! ¡La verdad es que bordar te abre un mundo de posibilidades!

¡Hasta pronto!