EN IBIZA DE RELAX

Hay una Ibiza preciosa llena de rincones únicos y tranquilos alejados de la fiesta y discotecas. Nosotros la hemos vivido y nos encantó. ¡Incluso en pleno mes de agosto y con lluvia! Para despedir junio, ¿nos vamos de escapada a Eivissa?

Nosotros estuvimos una semanita en la isla en agosto de 2017. Una semana que nos llovió algún día que otro y había mucho turista. Aún así disfrutamos de vistas, excursiones y mar

Éstas son las 5 claves para vivir una Ibiza de relax:

Ca na Joaneta, @marccobler

1. Dónde hospedarse

Nosotros nos alojamos en Ca na Joaneta, una casa rural típica ibicenca con más de 200 años de antigüedad. Es un complejo que cuenta con muy poquitas habitaciones rodeadas de campos de palmeras, huerto y una piscina espectacular. ¡Éste fue nuestro primer gran acierto en este viaje! Disfrutamos un montón allí: poca gente, perfecta atención y el recinto era de los más tranquilo. 

Joana nos recibió como si fuéramos familia y cada día nos preparaba unos desayunos deliciosos con mermelada hecha por ella misma.

La verdad es que su página web no tiene fotografías bonitas pero cuando volvamos a Ibiza, nos volveremos a hospedar aquí seguro. Recomendamos 100% el agroturismo si se quiere vivir una Ibiza de relax. Hay diferentes opciones en la isla y vale mucho la pena.

2. Playas y calas

Ibiza es mar, mires por donde la mires. Para combatir las aglomeraciones de turistas en la playa y no perder la calma, es imprescindible ir a primera hora de la mañana para poder llegar a las calas más apartadas. La clave está en disfrutar del camino y del paisaje, además si se madruga la temperatura es más agradable y la meta bien merece la pena.

La Cala Saladeta y Cala Salada son de las más famosas y bonitas. Tienen aguas cristalinas rodeadas de arena y pinos. Hay varios caminos para llegar desde el aparcamiento (gratuito), aunque tienen un poco de pendiente. 

Cala d’Hort regala vistas al islote de Es Vedrà y agua cristalina si la mar está tranquila. Cuenta con algunos bares y restaurantes y por todo ello es una playa que se llena bastante. En este caso es aun más recomendable venir temprano. 

Platja Comte es una playa muy amplia y sus atractivos son las rocas rojizas y el espectacular atardecer. Esta playa no es muy tranquila y dispone de varios chiringuitos con música. Aun así, vale la pena visitarla e intentar encontrar un rincón apartado y más relajado (gracias a sus dimensiones).

En la newsletter de este mes de junio, vamos a dar acceso a nuestro “ Google My Maps de Ibiza” donde indicamos 25 calas que recomendamos. Así como muchas más localizaciones de interés. 

3. Atardeceres

Sin duda, una de las actividades estrella. Aquí es imposible evitar las aglomeraciones. Siempre que vamos tras un atardecer, vamos con unas cuantas horas de antelación al lugar en cuestión. De esta manera no hay prisas, podemos inspeccionamos el lugar, escogemos el mejor sitio en primera fila y tenemos tiempo suficiente para prepar cámara y trípode. Mientras esperamos la hora dorada, hacemos un pequeño picnic y disfrutamos de las vistas. 

Nuestro preferido fue el atardecer con vistas a Es Vedrà, un islote enorme que queda genial en cualquier postal. Dicen que mide unos 382 metros de altura y está protegido como reserva natural. Nosotros estuvimos en una zona con una vista preciosa y vertiginosa a partes iguales, cerca de la Torre des Savinar (una antigua torre de defensa). 

También nos gustó mucho el atardecer por la zona de Platja Comte, conseguimos un lugar tranquilo con pies en remojo. 

Otros lugares donde ver la caída del sol son Punta Galera y Benirràs

4. Faros y atalayas

Los faros y las atalayas probablemente son sinónimo de “buenas vistas”. En nuestros viajes nos hacemos un listado de ellos para ir en búsqueda de pequeños tesoros menos populares.

El mirador más espectacular es el anteriormente mencionado: Torre des Savinar con vistas a Es Vedrà, pero a continuación enumeramos algunas localizaciones súper fotogénicas más:

Nuestros preferidos: por una parte está Punta Galera, un saliente enorme que se va estrechando hacia el mar.
Por otra parte, uno de los faros más bonitos fue el Far des Moscarter, tiene las típicas rallas marinas que lo convierten en icono. Es un lugar muy ventoso rodeado de mucha vegetación donde se llega haciendo una pequeña excursión. Desde la torre d’en Portinatx son unos 30 minutos caminando.

Otros: el faro Es Botafoc, el faro Punta Grossa y por último, el Mirador de Punta Roja.

5. Más indispensables

El casco antiguo de Ibiza recibe el nombre de Dalt Vila y está rodeado de murallas. Desde allí arriba se observa una panorámica de la ciudad y mar que vale mucho la pena. Las visitas más habituales son la catedral, el portal de Ses Taules, la Plaça de Vila, el ayuntamiento y el Mercat Vell.  

Y hablando de mercados, es muy típico comprar un souvenir de estilo hippy en el Mercadillo del Puerto de Ibiza, el Mercadillo de las Dalias o en el Hippy Market Punta Arabí.

Cómo decíamos anteriormente, en la newsletter de este mes de junio, daremos acceso a nuestro “Google My Maps de Ibiza” donde están indicadas todas las localizaciones mencionadas y muchos más puntos de interés. 

De momento, nosotros nos quedamos soñando con nuestra próxima escapada a Ibiza, nos quedó pendiente visitar: el Parque Natural de ses Salines, la Cueva de Can Marçà i la Cueva rupestre de Ses Fontallenes.

¡Hasta pronto!