VESTIDO PRIMAVERA DIY

Lo mejor de la primavera son las telas coloridas y ligeras. Esta semana he seguido con mi aprendizaje en la costura, sumándome al desafío de Primavera Ribes&Casals con Handbox. ¡Ésta es mi propuesta y en breves se abrirán las votaciones en Facebook 🙂 !

El #DesafíoHandbox consiste en hacer un proyecto primaveral con una tela de Ribes&Casals. Es una tienda de toda la vida de Barcelona. Es maravillosa porque tiene una variedad enorme de telas. Cualquier tela que necesites, seguro que allí la tienen. Hay más tiendas en otras ciudades de España y también tienen tienda online

En el reto participamos varias bloggers, cada una con una propuesta primaveral diferente. Yo ya tengo lápiz y libreta preparados para tomar nota de los DIYs de las compis. En la comunidad Handbox hay muchas expertas del mundo costuril y, ¡estoy deseando seguir aprendiendo con ellas!

En breves Ribes&Casals presentará todas las propuestas en su perfil de Facebook y se abrirán las votaciones populares (en forma de like). Los 3 proyectos más votados pasarán a la final y el jurado de la marca elegirá la ganadora que será premiada con un vale de 100€. 

Hace unas semanas fui a escoger mi tela. Tenía clarísimo que quería utilizar una viscosa o un algodón. Estos tipos de telas son muy fáciles de manipular y de coser.

Antes de hacerles la visita, me tomé unos días para pensar en mi diseño. En vez de entrar en Pinterest y que me diera un patatús con tantas boniteces, abrí mi armario y busqué entre mis prendas las que más me gustan.

Rápidamente pensé: <¡Un vestido largo del color del año!> Según Pantone es el tono coral. Así que, empecé a dibujar un vestido sencillo y caí en la cuenta de que si lo hacia de tirantes, podría usar una camiseta de manga corta debajo y obtener dos looks diferentes. Dibujé unos tirantes finitos y un escote de pico. Los escotes de pico a veces son un poco pretenciosos y se me ocurrió que podría ponerle una puntilla de encaje blanca para darle un estilo más lencero (que por cierto está muy de moda).

La silueta del vestido la dibujé recta pero siguiendo la forma del cuerpo. Para ello es importante que la tela se corte al bies para que la tela caiga bonita y controlar también la elasticidad. Cuando me paré a dibujar los pies pensé: ¡buf qué soso! Viendo el look tan millennial que me había quedado, se me ocurrió añadir un bajo con un fruncido a modo de volantillo. tra trá!

La verdad es que es un diseño súper sencillo pero muy resultón. En realidad, la clave es la tela. Fue un flechazo a primera vista y era justo como me la imaginaba. A la lista de materiales le añadí: una puntilla blanca y una bobina de hilo Gutermann que cogí en la misma tienda de Ribes&Casals. 

¡El resultado ha sido un vestido súper fresquito y muy yo! Que puedo usar con tirantes y sandalias los días más calurosos de verano. A su vez, los días primaverales puedo crear un look diferente con zapatillas de deporte y camiseta de manga corta debajo. 

Únete a otros 67 seguidores

EL PROCESO

Durante los últimos años he ido cosiendo algunas piezas de ropa y cosas para casa. Sólo sé coser cosas muy básicas. El proceso que he seguido es muy amateur y, aviso a los/as expertos/as en el tema que cierren los ojos porque ¡fijo que habrá alguna que otra barbaridad! 😛

MATERIALES: Viscosa o algodón, hilo del mismo tono, puntilla de encaje, hilo para embastar, máquina de coser, agujas y alfileres, tijeras, lápiz de tela, papel kraft, cinta de medir, plancha, prenda de ropa a replicar.

PASO 1. Lo primero que hice fue escoger un vestido de mi armario, lo más parecido posible a la idea de diseño. Doblándolo por la mitad sobre un papel kraft dibujé la mitad del patrón. Después doblé el papel y lo recorté con la forma totalmente simétrica. De esta manera, puedo guardar el patrón de este vestido por si me equivoco o deseo hacer uno nuevo más adelante. 

 

PASO 2. Sobre dos capas de tela, marqué el contorno del patrón con el lápiz de tela. A posteriori, caí en que si doblas el patrón y la tela por la mitad (4 capas de tela) se puede trazar el contorno y cortarlo con más exactitud. 

PASO 3. Para evitarme sorpresas por mi falta de practica, uní las dos costuras laterales con hilo de embastar (derecho con derecho) para poder probármelo antes de coser y confirmar medidas. Después de planchar y coser las dos costuras, dejé embastados el escote y el bajo para poder darle forma antes de pasar por la máquina. 

 

PASO 4. Cosí los dos tirantes y les di la vuelta para ocultar la costura. 

PASO 5. Añadí el encaje al escote siguiendo la forma de V. 

PASO 6. Directo a la máquina y a pulir costuras internas que tenía pendiente. 

PASO 7. Con un par de tiras largas sobrantes, preparé el fruncido de los volantes y, ¡voilà!

Con este proyecto he aprendido un poco más de costura y estoy deseando empezar otro. Tengo pendientes de ver unos cuantos tutoriales de YouTube para aprender a perfeccionar acabados.

Ahora solo queda que mejore el tiempo y las temperaturas para poder presumir de vestido primaveral DIY.

¡Ah! En breve, empezarán las publicaciones en el Facebook de Ribes&Casals.

Fotografía: @marccobler

¡Hasta la próxima semana!

Procesando…
Genial! ya estás en la lista de correo.